Páginas

domingo, 11 de marzo de 2012

Elementos de un sistema


En la teoría general de sistemas existen 4 elementos que componen un sistema.

El primero es la entrada: son aquellos elementos como la energía, la materia prima que necesita un sistema para su funcionamiento y mantenimiento para poder  cumplir con su objetivo final.  Un sistema puede tener más de una entrada, por ejemplo el cuerpo humano  necesita aire y alimento para poder vivir, una planta necesita sol, agua, para pode realizar la fotosíntesis.

El segundo es el proceso de conversión: Es la transformación de una entrada en una salida, es necesario resaltar que dentro de un proceso de conversión, pueden existir varios sistemas, es decir, subsistemas que son procesos complementarios que ayudan al proceso de conversión y al sistema a su objetivo final. Por ejemplo,  el cuerpo humano es un sistema general, tiene varios subsistemas como: el sistema digestivo, el sistema circulatorio, el sistema respiratorio, que ayudan al cuerpo humano a mantenerse

El tercero es la salida: Es el resultado del proceso que realiza el sistema, esta salida puede ser positiva o negativa para el entorno, positiva en el sentido que son necesarios para un medio y no afecta al entorno en general como el aire que producen las plantas, y negativos que son nocivos para el entorno como los residuos químicos que producen muchas empresas que contaminan el medio ambiente, el balance entre lo positivo y lo negativo hace que sea viable un sistema, siempre y cuando lo negativo sea legalizado o aprobado por la sociedad.

El cuarto es la retroalimentación: se produce cuando las salidas del sistema vuelven a ingresar al sistema como recursos o información, esta información también puede venir del entorno que rodea la salida.


Fuente: JOHANSEN, Oscar. Introducción a la teoría general de sistemas: enfoque de los sistemas. México: Limusa, 2004. pp 17-32

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada